Misión y Visión de Nuestro Ministerio

Misión de Nuestro Ministerio

Dios ha creado el Ministerio Internacional Jesús El Buen Pastor para alcanzar las naciones para Jesucristo y extender el Reino de Dios, a través de la predicación del evangelio del Reino a toda persona hasta que encuentre su identidad, llamado, propósito y destino en Dios; de esta forma, cumplir con la gran comisión dejada por nuestro Señor Jesucristo de hacer discí­pulos a las naciones.

Como ministerio, hemos recibido la misión divina de sanar, restaurar, enseñar y entrenar gente para que puedan ser llevados a encontrar el propósito de sus vidas, a un cambio de actitud y de mentalidad y que puedan entender los principios del Reino de Dios para predicar no solo un evangelio de salvación, sino el evangelio del Reino con una visión corporativa de Reino.


Visión de Nuestro Ministerio

Tenemos una visión de Reino de Dios y cumplimos la gran comisión (Mateo 28:19-20).

Como iglesia bajo la cobertura del manto de unción apostólico y profético del Ministerio Internacional El Rey Jesús, adoptamos su misma visión: Evangelizar, Afirmar, Discipular y Enviar.

Evangelizar: Llevar las buenas nuevas del Reino de Dios a toda criatura. (Marcos 16:15)

Afirmar: Llevar a cada creyente a ser un discípulo y un fuerte líder en el Reino de Dios, impartiéndole la revelación del Reino y la doctrina apostólica; renovando su mentalidad para lograr una transformación completa.

Discipular: Adiestrar, equipar y ayudar a cada discípulo a descubrir y cumplir su propósito y llamado en Dios, impartiéndoles identidad, derechos, privilegios, herencia y responsabilidades en el Reino de Dios.

Enviar: Comisionar a cada discípulo para que haga la voluntad de Dios y que lleve el Reino, a todo lugar, con manifestaciones: echar fuera demonios, sanar enfermos, señales, milagros, maravillas y prodigios, resucitar muertos, predicar, enseñar y profetizar los misterios del Reino para provocar una reforma e impacto en la sociedad. Con el propósito final de transferir un legado de bendición, prosperidad y justicia a las próximas generaciones.

Confesemos juntos la visión de la casa:

¡ Evangelizar, Afirmar, Discipular y Enviar!!!