NUESTRA HISTORIA

Los Pastores Augusto y Milagros Estrada fueron escogidos, separados y comisionados por el Señor para llevar a cabo una visión divina, la cual consiste en establecer su Reino a nivel local e internacional con todas las manifestaciones del poder sobrenatural de Dios. El Padre Celestial les dio la visión de levantar un ministerio que proclame y muestre su gloria en todo su esplendor y en sus diferentes formas.

El Pastor recibe el llamado de Dios estando en Cartago, Costa Rica, donde Dios habla a su corazón y confirma a través de la autoridad espiritual que era el tiempo de emprender la tarea de extender su Reino bajo la unción apostólica y profética. Es así que en diciembre del 2006, junto a la pastora, inician el Ministerio Internacional Jesús El Buen Pastor. Aún cuando los inicios del ministerio fueron en una casa con diez personas, Dios ya había sembrado en los corazones de los Pastores la visión de multitudes y naciones; al poco tiempo Dios empieza a traer más clara la visión y el llamado para sus vidas. En febrero del 2007 reciben una palabra profética de que serán parte del Ministerio Internacional El Rey Jesús, ubicado en la ciudad de Miami, palabra que se cumple en febrero del 2009.

En marzo del 2007, actuando en fe y seguro del llamado del Señor, se mudan a otro local, donde la fidelidad de Dios fue siempre evidente, enviando personas del norte, sur, este y oeste; un año más tarde el Espíritu Santo los lleva a un lugar más grande donde se hacen más visibles y evidentes las manifestaciones de la Gloria de Dios con sanidades y milagros y, especialmente, con salvación de las almas, liberación, renovación de mente, transformación en los corazones, restauración de las familias, matrimonios e hijos.

En octubre del 2008, reciben una palabra profética de que el Señor les daría un local más amplio y con mejores condiciones y es así que en noviembre se trasladan a un local hermoso, donde se ha manifestado la Gloria de Dios. En febrero 2009, Dios establece la conexión divina que une a los Pastores Estrada a sus padres espirituales y reciben la cobertura apostólica y profética del Apóstol Guillermo Maldonado y la Profeta Ana Maldonado del Ministerio Internacional El Rey Jesús, lo que ha traído un rompimiento al ministerio y lo ha llevado a otro nivel. Los inicios del ministerio hasta la actualidad dan testimonio de que Dios da los sueños y pone la visión y el diseño divino, pero depende de la fe y perseverancia poder alcanzarlos. Hoy estamos viendo el sueño de Dios hacerse una realidad, sabiendo con certeza que lo mejor del cielo está por venir y lo que estamos viendo es tan solo el principio de algo más grande que Dios hará.

Damos Gloria a Dios porque en medio de la oposición, Él ha sido fiel y siempre ha estado con los Pastores Estrada, y el ministerio que les ha entregado; su mano siempre ha estado con ellos, su favor y gracia divina ha estado siempre presente, demostrándole al mundo y a aquellos que no han creído en la sobrenaturalidad de nuestro Dios que cuando un hombre y una mujer le creen al Señor, es posible que el sueño de Dios se haga una realidad.

La visión que Dios les ha dado a los Pastores Estrada, los ha impulsado a que su corazón está puesto en capacitar y enseñar nuevas revelaciones del Reino de Dios a su pueblo, a través de diferentes medios, a fin de que cada creyente pueda encontrar su identidad, llamado, propósito y destino en Dios; de esta forma, cumplir con la gran comisión dejada por nuestro Señor Jesucristo de hacer discípulos a las naciones. (Mateo 28:19).